Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.

Ver información de cookies

El escaparatismo: el flechazo definitivo

Comentarios (0)

El escaparatismo: el flechazo definitivo

Lo de "ir de compras" ya no está de moda. Últimamente se ha visto eclipsado por otra actividad mucho más realista en los tiempos que corren. Ahora se va "de escaparates". Los escaparates son el maquillaje de las tiendas y de ellos depende, en muchas ocasiones, que las miradas se conviertan en compras.

Son muchos los factores que influyen en la decisión de entrar a una tienda o no, pero la estética del escaparate es uno de los principales. La originalidad es necesaria para atraer las miradas de los transeúntes, pero un escaparate no puede ser únicamente bonito. La organización es clave para el éxito, ya que recargar un espacio relativamente pequeño con mucha cantidad de productos con el objetivo de mostrar variedad consigue el efecto contrario. Esto provoca saturación y, por lo tanto, desorientación en el cliente. El "menos es más" vuelve a cobrar sentido. 

El color y la luz son importantes para llamar la atención, que resulte llamativo o para dotarlo de una temática concreta.

Es necesario renovarlo periódicamente, ya que algo novedoso deja de serlo con el paso del tiempo. Una buena técnica es que el cambio de escaparate coincida con las temporadas típicas de cada año como la navidad, el verano o las rebajas, o con los eventos y días especiales como San Valentín, el día del padre o el Black Friday...

El diseño del escaparate es una fuerte arma para diferenciarse de la competencia por lo que se convierte en una buena estrategia de marketing sin la necesidad de realizar una descomunal inversión de medios. 

El escaparate es la carta de presentación de tu negocio, un lugar donde la creatividad fluye y el flechazo definitivo que empuje al cliente a entrar.